Exquisito día  Catering

El catering es prácticamente el centro de tu boda. Es el encargado de crear el concepto de tu día, puntualizar detalles que reflejen tu personalidad y la de tu pareja, y por supuesto, engreír los paladares de tus invitados. La verdad es que el éxito de tu boda depende en gran medida de un buen catering. 

Además de una decoración impecable y llena de precisos detalles, hay que decir que la comida es uno de los puntos que recuerda y halaga todo el mundo. Es ahí donde juega un papel súper importante este vital servicio. Entonces, si quieres que todo salga a la perfección, veamos algunos consejos antes de que elijas a tu empresa de catering.

Lo primero que debes tener claro es tu número de invitados. Así, si se trata de un número reducido, tal vez puedes optar por un menú más sofisticado, pero si tu boda supera los 100 invitados, entonces puedes simplificar los platos. Es importante que sepas cuántas personas asistirán para tener un presupuesto real. Recuerda que en este rubro el pago es por persona. 

Lo siguiente es pedir referencias. Pedir la opinión a las personas que se casaron antes y contrataron ese catering para saber si realmente brindan un buen servicio. La mejor publicidad es la que se hace de boca a boca. Incluso, algunos catering te invitan a una de las bodas que realizan para que veas en vivo su desempeño. 

También debes conocer el detalle de los servicios que ofrecen. Pregunta, pregunta y pregunta: ¿están incluidas las bebidas? ¿cuántos mozos estarán a cargo de la boda? ¿qué servicios suponen un gasto adicional? Es mejor que tengas todo claro para que después no tengas sorpresas. 

Y claro, la parte más interesante de la elección es la degustación de los platos. Pruébalos todos: la entrada, el plato de fondo, el postre y las bebidas. Tienes que asegurarte de que todo esté ok, y si no, hacérselo saber inmediatamente para que hagan los cambios. 
Por último, no olvides tener en cuenta la época del año en la que te casas. Si es en invierno, seguro se apetecerá más los platos calientes, y lo contrario en verano, donde se optará por platos más ligeros y frescos. 

Ahhh… y ten en cuenta el menú para los niños (si los hay) y consúltalo con el catering. Normalmente la empresa tiene propuestas para los pequeños, pero hay que consultarlo y definirlo antes de contratarlos. 

Regresar

LA Revista

Cásate y Punto

Esta edición estará disponible en formato digital apartir de