Ale Chávez Makeup Artist

Alejandra Chávez trabajó como psicóloga en recursos humanos por varios años y, como hobby, también maquillaba en las noches y los fines de semana. “Recién desde hace 3 años me dedico al maquillaje a tiempo completo”, afirma. Pero es difícil de creerlo cuando escuchas la pasión con la que habla de su trabajo como maquilladora, pues parece que nació con la brocha bajo el brazo. 

A veces tiene que pasarte algo trascendental en  la vida para que despiertes, y creo que eso le pasó a Ale. Le diagnosticaron Lupus y estuvo a punto de morir. “Fue cuando tuve la oportunidad mágica de reevaluar mi vida, de pensar “qué haría si tuviera más días, más horas, si no me importara nada”. La respuesta cayó por sí sola: maquillar. “Eso es lo que me hace vibrar de felicidad, y creo que mis novias logran sentir que no es algo mecánico para mí, saben que estoy completamente presente y amando cada una de sus sesiones”. 

El alma detrás del lienzo es la inspiración detrás de su trabajo. “Maquillar es como un arte sumamente efímero. Tengo el placer de retratar los anhelos, sueños y esencias de mujeres fuertes, dulces, valientes y hacer que ese día luzcan como su versión más radiante, pero sobre todo, como ellas mismas”, relata la maquilladora. 

Para Ale un trabajo bien logrado es cuando una novia se mira al espejo y puede ver lo más lindo de sí misma, pero sin dejar de ver quién es realmente. Lograrlo lleva tiempo, porque tiene que asegurarse de entenderlas bien, de conocerlas y saber lo que las motiva y las hace soñar… esto lo consigue a través de entrevistas semiestructuradas, y muchas veces las novias no se dan cuenta que las está entrevistando. 

“Más que hacer un maquillaje bonito o técnicamente adecuado para sus facciones, que sí es importante, es que sea un maquillaje que represente quiénes son y lo que ese momento significa para ellas, y creo que eso hace la diferencia”.
 
Su principal interés es reflejar el alma, deseos y anhelos de la novia, su verdadero yo, en lugar de transformarlo en lo que alguien más podría pensar que es lindo. Para ella sus novias ya son hermosas, lo único que hace es destacar aún más esa belleza. “Ese será uno de los momentos más lindos de su vida, y quiero que estén felices con quienes son y a donde van, eso a través del maquillaje”. 

Por supuesto que para lograr esa belleza deslumbrante, Ale tiene como aliado infalible un kit lleno de productos importados de todas partes del mundo, ya que siempre busca tener lo último en tecnología de maquillaje, para cada tipo de piel y efecto deseado. 

“Es verdad que tengo una fascinación por una técnica prolija, pulida, que me dé versatilidad para hacer mil cosas para mis clientas, pero más que todo, tengo una fascinación por empoderarla, por destacar lo hermosas que son en todo sentido, que eso que llevan por dentro, se encuentre con su belleza exterior y resuene. Creo que eso se siente durante mis citas, y es lo que me permite que pueda tener una agenda bloqueada con varios meses de anticipación. Es más que un trabajo para mí y cada una lo nota”. 

ale.chavez.c@gmail.com
facebook.com/Ale.MakeUp



 

Regresar

LA Revista

Cásate y Punto

Esta edición estará disponible en formato digital apartir de