Fotos 1 de 5

Giuseppe Falla Emociones Eternizadas

Para Giuseppe Falla, fotógrafo profesional, una de las cosas más importantes para un evento tan especial, es el registro de alta calidad de la boda. Mientras que los novios están disfrutando y celebrando del acontecimiento, es ideal que una mirada objetiva esté capturando cada momento.
Para hacer esta perfecta captura, cuenta con distintos tipos de packs para los novios, que van desde sólo el registro fotodocumental de la celebración y ceremonia, para luego, si la pareja lo solicita, ir adicionando el registro previo al evento desde la casa de la novia, la casa del novio y sesión pre-boda. 
La química que surja entre los novios y el fotógrafo es súper importante. Como bien dice Giuseppe, “hay un contraste entre una foto posada y una foto donde las personas están relajadas, confiadas y generando un momento espontáneo. Esas son las fotos que comunican y hacen sentir”. Frase que se vio muy bien reflejada en la sesión de Karina y Diego, una pareja que conocía desde antes y a quien les tiene mucho cariño. 


“Cuando me llamaron para encargarme esta sesión y contarme esta noticia, no pude estar más emocionado y agradecido. Definitivamente, la química o la confianza que establezcas con las personas que están del otro lado del lente, se reflejan en el resultado visual”, dice feliz. 
Sobre la sesión: Ellos buscaban algo distinto, no querían ser los típicos novios con estructuras clásicas, y esto influía en todo. Ambos son súper relajados, dinámicos y divertidos, lo que ayudó a crear un buen ambiente. Desde la visión que Giuseppe tenía de ellos, sumado a lo que buscaban proyectar en esta sesión, nació la idea de jugar con vestuarios y colores que puedan romper un poco con los estándares de género. Se escogió más de 5 cambios para ambos, y la casa elegida fue ideal para esto. Todo se trabajó con luz natural. “Me encanta poder trabajar con este tipo de iluminación, porque transmite la misma naturalidad con la que se trabaja. Me parece que la luz de flash/controlada puede quitarle ese toque de momento real”. El día fue especial desde que empezó a salir el sol en medio de lo que se 
pensaba: que iba a empezar a ser una semana de cielo gris y frío.


“El hecho de haber trabajado con ambos antes, y de conocernos, hizo que desde un inicio Kari y Diego puedan confiar en mi trabajo y dejarse guiar”. Es esencial establecer un punto de confianza para darle libertad al artista visual de crear, sin parámetros ni estructuras. 
El resultado fue maravilloso. “Son muchísimas fotos que me costaron elegir para que entre toda la selección, tenga fidelidad al concepto inicial y además, que tengan una línea narrativa entre ellas. Siento que cuenta un poco de su esencia, de su historia, y del sentimiento que guardan entre sí”. Esas miradas cómplices que se escaparon durante las horas de sesión, son las que lo contagiaban de emoción. Fue muy especial. Son fotografías poderosas, que mezclan el retrato de una relación, repotenciada por piezas de moda y un espacio magnífico.
 

Regresar

LA Revista

Cásate y Punto

Esta edición estará disponible en formato digital apartir de